Saltar al contenido

Cómo hacer un verdadero Aceite de Limón

Si no ha incorporado Aceite de limón en su cocina de alguna manera, se está perdiendo un ingrediente delicioso y potencialmente beneficioso para su salud en general, hoy le enseñamos a cómo hacer un verdadero Aceite de Limón.

¿Qué es el Aceite de Limón?
El Aceite de limón es principalmente un agente aromatizante que se elabora remojando una cáscara de limón en alguna forma de alcohol, típicamente alcohol etílico, aunque también se puede usar vodka y otros tipos de alcohol. Este proceso permite que los aceites naturales de la fruta se unan al alcohol, lo que hace que el alcohol tome el sabor del limón, sin absorber todo el ácido cítrico y otros componentes de los limones. El alcohol, en este caso, funciona como un agente aglutinante que mantiene el sabor en su lugar a lo largo del tiempo, mientras que el jugo de fruta normal o las cáscaras en sí mismas eventualmente perderían esta calidad. El Aceite de limón se usa comúnmente en aplicaciones de horneado y otros usos de sabor en la cocina, así como también en algunos remedios naturales para la salud.

¿Cómo Hacer Aceite de Limón Con y Sin Alcohol?
Hay dos formas principales de hacer Aceite de limón, con y sin alcohol. La mayoría de los Aceites, por definición, se preparan empapando el material deseado (en este caso, piel de limón) en alcohol, pero esa no es la única opción.

Con alcohol
Paso 1 – Retire las cáscaras de 2-3 limones y agréguelos a un pequeño tarro de mampostería.
Paso 2 – Cubra las cáscaras con vodka y selle herméticamente.
Paso 3 – permite que este Aceite repose durante 3-4 semanas antes de quitar las cáscaras.

Sin alcohol
Paso 1 – Retire las cáscaras de 2-3 limones y agréguelos a un pequeño tarro de mampostería.
Paso 2 – Cubra las cáscaras con una mezcla de 3 partes de alimentos, glicerina y 1 parte de agua.
Paso 3 – Permita que los Aceites reposen por lo menos 2 meses antes de usarlos.
Paso 4 – ¡Estos Aceites no necesitan refrigeración y deben durar hasta 5 años!
Usos De Aceite De Limón
El Aceite de limón puede ayudar a curar el acné, estimular el sistema inmunológico, reducir el estrés y prevenir ciertos cánceres, entre otros.

Acné
Aplique una pequeña cantidad diluida de este Aceite en los parches de acné que pueden acelerar la cicatrización, reducir el enrojecimiento y abordar los problemas bacterianos subyacentes que causan la inflamación.

Sistema inmune
Se sabe que este Aceite frena la propagación del crecimiento microbiano y bacteriano, por lo que es un refuerzo para las defensas de tu sistema inmunológico.

Cáncer
Múltiples estudios han relacionado los limones y el Aceite de limón con el tratamiento del cáncer, ya que puede detener la proliferación de células cancerosas.

Estrés
Se sabe que el aroma de este Aceite afecta los niveles de la hormona del estrés en el cuerpo y reduce la ansiedad cuando se usa en aplicaciones de aromaterapia.

Aftas
Mezclar una pequeña cantidad de Aceite de limón con agua tibia y hacer gárgaras con él puede ayudar a eliminar las aftas muy rápidamente, debido a sus propiedades astringentes.

TAMBIÉN PUEDES VER: ¿Las Uvas Son Bayas o Frutas?.

Diferencia Entre la Esencia de Limón y el Aceite de Limón
Como se mencionó anteriormente, el Aceite de limón se obtiene extrayendo los aceites esenciales y el sabor de las cáscaras de limón. La esencia de limón, por otro lado, es un Aceite de imitación, aromatizado como el limón mediante el uso de ciertos productos químicos, o es una forma altamente concentrada de Aceite de limón, a menudo 3-4 veces más potente que un Aceite tradicional.

¿Qué opinas?