Saltar al contenido

Cantidad necesaria de sexo que deberías tener según tu edad

Cantidad necesaria de sexo que deberías tener según tu edad

¿Tienes poco o mucho sexo?
Estudios han determinado con qué frecuencia es aconsejable practicarlo según la edad que tengamos.

Anteriormente ya habíamos hablado de los beneficios de tener sexo a diario y ademas del lado opuesto: de lo que le ocurre a tu cuerpo si dejas de tener relaciones.

¿cuál es la frecuencia sexual más acertada y recomendable?
Pues al parecer, estudios sobre Sexo, Reproducción y Género realizado por la Universidad de Indiana ha determinado cuál es la frecuencia media de sexo asociado a diferentes rangos de edad, los cuales mencionamos a continuación:

Jóvenes de entre 18 y 29 años: 112 veces al año, unas 2 a 4 veces por semana.
De 30 a 39 años: 86 veces al año: 1 a 6 veces por semana.
De 40 a 49 años: 69 veces al año: 1 a 3 por semana.

Ademas, uno de los estudio más completos sobre este tema según los expertos, continuaba disminuyendo la cifra según avanzaba la edad. Sus resultados han sido considerados por muchos como la «frecuencia normal» o media con la que se tienen relaciones sexuales. Pero eso no significa que sea la más adecuada o la más satisfactoria, pues todo depende de cada persona o momento.

Tener sexo cada 48 horas
La Universidad de Florida State y la de California se propusieron hace un tiempo averiguar también cuál sería la frecuencia aconsejable para disfrutar de relaciones sexuales al maximo. ¿El resultado? Tras analizar estudios previos y realizar un seguimiento a 214 parejas recién casadas, determinaron que «la satisfacción plena sexual, se mantiene en niveles elevados hasta mas de unas 48 horas después de haber tenido relaciones». Por ende, sería después de estos dos días cuando convendría volver a tener una nueva sesión de sexo para elevar de nuevo la satisfacción plena de la pareja. En otras palabras: es aconsejable tener sexo cada dos días.

TAMBIÉN PUEDES VER: Conoce Los 8 errores de los hombres en la intimidad con su pareja.

Relacionados: Prácticas sexuales nuevas (algo raras) que debes probar antes de morir.
En consecuencia, no cabe duda de que el sexo nos hace más felices y nos reporta múltiples beneficios, pero no todos pueden (o quieren) establecer ese patrón de frecuencia. Quizá sea lo mejor no obsesionarse en la cantidad y prestar atención a la calidad cuando nos llegue la oportunidad… ¿Tú qué opinas? ¿Cuál cree tu que sería la frecuencia perfecta?