Saltar al contenido

Beneficios para La salud del Té de Moringa

15 diciembre, 2017

Hay muchos beneficios de beber y conocer los beneficios para La salud del Té de Moringa a diario que ademas, incluyen sus propiedades únicas para prevenir enfermedades crónicas, reducir la inflamación en todo el cuerpo, acelerar la curación, mejorar la digestión, mejorar la cognición, prevenir el cáncer, aumentar la inmunidad, controlar los síntomas diabéticos e incluso ayudar para proteger el corazón.

Moringa ha recibido mucha atención en los últimos años, y se ha invertido una gran cantidad de dinero en investigación en este pequeño árbol nativo de India y Pakistán, que lleva el nombre científico Moringa oleifera. Casi todas las partes de esta raíz se pueden usar para ciertas aplicaciones medicinales o culinarias, y debido a su alta concentración de nutrientes y la capacidad de conservar un alto nivel de estos componentes cuando se secan, el té de moringa se está volviendo extremadamente popular en otros partes del mundo. Generalmente, la raíz y los extractos de la planta pueden ser tóxicos y deben evitarse, pero las hojas, flores, tallos, semillas, cortezas y frutas están disponibles y son recomendables para la salud.

Beneficios Para La Salud De Beber Té De Moringa
Beber té de moringa puede ayudar a las personas que sufren de una serie de afecciones, como cáncer, artritis, gota, malestar estomacal, diarrea, náuseas, enfermedad de Alzheimer, diabetes, problemas cardíacos y el resfriado común. Estos beneficios se deben en gran parte a los altos niveles de vitamina C, proteínas, potasio, calcio, vitamina A y varios compuestos antioxidantes polifenólicos y flavonoides.

Mejora el sistema inmune
Los altos niveles de ácido ascórbico y otros antioxidantes hacen de este té una excelente manera de estimular el sistema inmunológico y proteger contra los síntomas del resfriado común y la gripe. La vitamina C estimula la producción de glóbulos blancos y actúa como un antioxidante para frenar el estrés oxidativo y el sistema inmunológico debilitado que resulta. En términos de enfermedad crónica, los estudios también han demostrado que el té de moringa puede tener un efecto sobre el riesgo de cáncer y otras enfermedades crónicas.

Ayudas en la digestión
La naturaleza antiinflamatoria de este té lo hace ideal para aliviar el malestar estomacal, la diarrea calmante y los síntomas de estreñimiento, y en general mejora su salud gastrointestinal. Los efectos antibacterianos solos pueden ayudar a reequilibrar su flora intestinal para que su intestino funcione de manera más eficiente, mientras elimina el exceso de gases, calambres e hinchazón.

Reduce Problemas Cardiovasculares
Un contenido significativo de potasio hace que este té sea excelente para reducir la presión arterial, ya que el potasio es un vasodilatador que puede aliviar la tensión en las arterias y los vasos sanguíneos. Esto puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar aterosclerosis, además de sufrir un ataque cardíaco o un derrame cerebral. El té de Moringa también tiene una cualidad calmante natural que ayuda a relajar el cuerpo y la mente.

Mejora la tasa de curación
La vitamina C no solo es buena para el sistema inmunitario, sino también para la creación de nuevas células en el cuerpo. Los altos niveles de ácido ascórbico significan más creación de colágeno y una curación más rápida, especialmente para alguien que se está recuperando de una lesión o una enfermedad prolongada.

Impulsa la cognición
Los antioxidantes que se encuentran en el té de moringa, así como las otras vitaminas y nutrientes neuroprotectores, ayudan a que este té sea un verdadero estimulante del cerebro. La investigación ha demostrado que el té de moringa tiene la capacidad de regular los niveles de neurotransmisores, lo que puede afectar la memoria y la fuerza cognitiva. Los flavonoides y polifenoles también pueden ayudar a reducir la acción oxidativa en el cerebro, lo que conduce a la acumulación de placa y la deposición de beta-amiloide.

Controla la diabetes
Hay ciertos efectos reductores de colesterol y azúcar en la sangre del polvo de moringa (y té), que lo hacen importante para las personas con riesgo de diabetes o que ya padecen esta afección. Al reducir el colesterol y la presión arterial, disminuyen sus probabilidades de desarrollar diabetes, mientras que la regulación del azúcar en la sangre ayuda a los diabéticos a llevar una vida más normal y saludable.

Reduce la inflamación
Conocida principalmente como té antiinflamatorio, la moringa es excelente para reducir la inflamación de los tejidos y las células en todo el cuerpo, aliviando el dolor, los dolores crónicos y los trastornos de las articulaciones, así como la gota, el malestar estomacal, los dolores de cabeza y la fiebre. Esta es una de las principales razones por las cuales la moringa se considera una «cura todo» en muchos países.

¿Cómo Hacer Té de Moringa?
El té de Moringa es relativamente fácil de hacer, especialmente si usted está cultivando plantas de moringa en su jardín. Estas son plantas resistentes y se pueden cultivar sin muchos problemas. Cuando crecen por completo, estos árboles pequeños miden de 4 a 5 pies de alto y pueden recortarse a aproximadamente 1-2 pies de altura varias veces en la temporada de crecimiento. Esas ramas «cortadas» se llenarán con hojas que son perfectas para hacer té de moringa. Es importante lavar bien las hojas antes de colgarlas para que se sequen.

Para obtener las hojas secas para el té, ate los tallos de moringa con una mano de goma y colóquelos boca abajo en un lugar seco y fresco. Después de 10-14 días, los tallos de las hojas deben estar completamente secos. Coloque el lado con hojas de los tallos en una bolsa, aplastando los tallos para que las hojas secas caigan.

Retire los tallos más grandes de la mezcla de hojas. Estas hojas deben almacenarse en un recipiente hermético, en un lugar fresco y seco. Cuando esté listo para usarlos, puede triturar, desmoronar o mezclar las hojas de moringa para el té, o incluso hacer polvo de moringa, que puede usarse como remedios saludables.

Receta
Ingredientes:

1 cucharadita de hojas secas de moringa (trituradas / mezcladas)
1 taza de agua caliente
Miel

Paso 1: recoge las hojas de moringa en una taza.
Paso 2: agregue agua caliente y permita que las hojas se inclinen durante 3-5 minutos (o hasta que el color cambie).
Paso 3: mezcle la miel al gusto.

Nota: ¡ Este té se puede servir caliente y frío, por lo que es una bebida durante todo el año !

Efectos Secundarios Del Té De Moringa
Los efectos secundarios de beber té de moringa incluyen:
Acidez, Náusea, Diarrea.

TAMBIÉN PUEDES VER: Beneficios del Té de Cebada.

Riesgo de aborto involuntario: este té puede causar contracciones y endurecimiento del útero, y puede aumentar el riesgo de aborto involuntario durante el embarazo. Estos efectos secundarios son bastante raros, y no hay componentes tóxicos para esta planta o el té. No hay efectos secundarios comúnmente vistos del té de moringa, siempre que lo beba en cantidades moderadas. Con esas pocas excepciones, definitivamente vale la pena explorar los beneficios versátiles del té de moringa si está buscando un nuevo remedio herbal en su vida.

¿Qué opinas?